El led se ha democratizado desde la década de 2000 y ha aparecido en todas las estancias de la casa, incluidos los dormitorios. A pesar de sus innegables ventajas, sin embargo, se deben tomar algunas precauciones para instalarlo en la habitación de un niño.

¿Qué es un led? ¿Y qué ventajas aporta?

El led o diodo emisor de luz es un compuesto electrónico que emite luz cuando es atravesado por una corriente eléctrica. Las bombillas led tienen muchas ventajas. : consumen muy poca energía y proporcionan una iluminación instantánea; su vida útil es mucho más larga que la de las bombillas tradicionales; no se calientan y son resistentes a los golpes; no contienen mercurio ni gases contaminantes y son reciclables. Todas estas ventajas lo convierten en una opción preferida por los consumidores.

¿Es el led intrascendente para la salud de los niños?

En 2010, los estudios de ANSES completados en 2015 y 2017 por los del INSERM advierten a los consumidores sobre ciertos riesgos. En el caso de los LED blancos, los riesgos para la vista son importantes, especialmente en los niños pequeños. Producen una luz azul que se complementa con una capa de polvo de fósforo amarillo. Esta luz induce un estrés tóxico para la retina, que se acentúa en los niños porque su cristalino es inmaduro y no puede cumplir con su función de filtro de luz. No favorece el sueño. Los investigadores también advierten a los padres del riesgo de deslumbrar: las intensidades de luz del LED son hasta mil veces más altas que la iluminación convencional.

Entonces, ¿cómo protege a los niños mientras les proporciona una iluminación de calidad?

En una habitación infantil, es recomendable evitar la sobreexposición a los LED en los juegos y la iluminación. Es importante elegir un Bombilla led E27 observando su grupo de riesgo indicado en el empaque (0 a 4). Se recomienda encarecidamente no utilizar puntos, que están formados por diodos visibles que envían luz como un rayo láser. Los LED ultravioleta o de fósforo son una buena alternativa: su funcionamiento implica un proceso que actúa sobre la naturaleza de los fósforos incorporados y que limita la proporción de luz azul recibida. Al optar por una bombilla con iluminación indirecta o detrás de un vidrio esmerilado, la seguridad aumenta aún más.

¿Dónde colocar los leds en la habitación?

Hay que tener cuidado con la colocación de las bombillas en la habitación: una muy pequeña, a menudo tumbada de espaldas, mira mucho en dirección a la lámpara de techo. En cambio, un adolescente, que tiene que hacer sus deberes, estará más enfocado con una luz blanca fría siempre que no se dirija directamente a sus ojos. Existen bombillas led regulables para la hora de acostarse, es decir con potencia variable, que también se puede utilizar para lamparillas para mantener una baja intensidad lumínica.

bombilla led regulable para la habitación de los niños