Con la conciencia de la preservación de nuestro medio ambiente y también la necesidad de limitar su desperdicio el contenedor de clasificación selectiva Llegó rápidamente a nuestras cocinas. Sin embargo, clasificar cartón, vidrio y plásticos no nos dice qué hacer con los residuos orgánicos. Tanto si estás en un apartamento como en una casa de campo, hoy es fundamental limitar tu consumo de residuos y también reciclar lo que se puede reciclar.

¿Por qué recuperar residuos orgánicos?

Atrás quedaron los días en que la basura era el lugar de encuentro de todo nuestro consumo excesivo. Ahora es normal ordenar y separar los diferentes materiales que se utilizan a diario. La alimentación se ha convertido al mismo tiempo en un elemento que se utilizará para la regeneración del sustrato de las plantas o del jardín. Al crear un ciclo natural con el compost, aseguramos la continuidad en el enriquecimiento del suelo que a su vez puede traernos frutas y verduras frescas.

Para tener éxito en esta operación, se necesita tiempo y especialmente las herramientas adecuadas. Hacer un compost requiere cierto rigor y cierta organización en casa. Para comenzar bien, primero debe invertir en un compostador de apartamentos para transformarlo orgánicamente en un sustrato rico. Si nos centramos en este tipo de accesorios nos damos cuenta de que debemos estar atentos a determinados elementos técnicos y prácticos. Para ello, hemos establecido una lista de puntos a tener en cuenta para encontrar el mejor compostador de apartamentos. El precio también es un punto que marcará la diferencia, pero en general es una herramienta que permanece accesible como lo muestran los cuatro modelos a continuación.

¿Cuánto cuesta un compostador de apartamentos?

¿Sobre qué base debes elegir tu compostador de cocina?

Si te asusta la idea de tener lombrices en la cocina, entonces es mejor comenzar con un compostador que colocarás en un refugio de basura fuera de la casa. Para quien no disponga del lugar será necesario acostumbrarse a estos animalitos que nos prestan muchos servicios. Tenga la seguridad de que todo esto se hace en el más puro silencio posible. Entonces, veamos los elementos a considerar al comprar un compostador de cocina.

Lo primero que debe saber: esto no es un bote de basura debajo del fregadero y el compostador debe ser de fácil acceso debido a la cantidad de comida que se puede tirar durante el día.

El volumen de mi compostador

Este punto está vinculado al uso que se quiera hacer del compost una vez elaborado. Si tienes un jardín grande, puede ser interesante utilizar compostadores de más de 50 litros. Si está considerando un uso más restringido para plantas de interior, entonces serán adecuados los compostadores de menos de 10 litros. El uso que se le dará determina la cantidad de abono que se desea recuperar. Una ventaja de tener un gran volumen es que le da a la lombriz de tierra más tiempo para digerir la mezcla. A veces es más interesante tomar un gran volumen y esperar que molestarlos con demasiada frecuencia.

El material del compostador de cocina.

No es de extrañar que encontremos plástico o metal en la elección de esta herramienta. No hay un modelo mejor que otro sino un lado estético más adecuado para determinadas cocinas. El compostador metálico está fabricado principalmente en acero inoxidable lo que le da un carácter especial a la cocina. Es un objeto que le da un toque lujoso y un lado práctico en la cocina. Sin embargo, tenga en cuenta que los compostadores de acero inoxidable no siempre tienen la misma funcionalidad que los que se encuentran en la gama de plástico. Pensemos por ejemplo en la recuperación de fertilizante líquido que no necesariamente está presente en los modelos metálicos

Filtración y recuperación de líquido

Un elemento fundamental a tener en cuenta cuando queremos hacer de la descomposición orgánica un compost reciclable y beneficioso para estas plantas es el olor. De hecho, con el tiempo, los elementos orgánicos se digerirán y también se descompondrán naturalmente, lo que provocará olores que no siempre son agradables. Para ello, puedes encontrar en el mercado compostadores con filtro de carbón para evitar que la cocina se convierta en un lugar más apestoso y acogedor.

Otro elemento es que tanto su comida como las lombrices producirán un líquido llamado fertilizante que caerá al fondo por gravedad en su tanque. Por eso es importante poder recuperarlo para ir a verterlo en tus plantas, lo cual te lo agradecerá. Este procedimiento se puede realizar con un grifo colocado en el fondo del contenedor de abono. Tenga en cuenta que algunos modelos no se proporcionan y el "jugo" permanecerá en la parte inferior, entonces será necesario vaciar y limpiar regularmente el compostador.

La ergonomía de esta práctica herramienta

Debe entenderse que este contenedor de recolección de desechos requerirá manipulación de vez en cuando. Para ello debemos tener en cuenta las asas que se utilizarán para transportar la bandeja y también el asa que puede resultar muy cómoda. Un elemento que se encuentra en algunos modelos son las ruedas que facilitan el traslado del compostador una vez lleno al exterior de la casa.


Sabías que: El compost producido permitirá una mejor fertilidad del suelo. Regenera la tierra y dinamiza el suelo. Además ofrece una gran capacidad de retención de agua lo que limita el número de riegos. Finalmente, la aclaración de su suelo permite que las plantas y plantas crezcan con confianza. Las flores y los vegetales crecerán más rápido y en mejores condiciones.


Nuestra selección de compostadores eficientes con una excelente relación calidad-precio

1. Urbalive, el compostador elegante y con estilo

Vermicompostador de interior orgánico UrbAlive con elegante diseño europeo Antracita
  • Solución natural para el tratamiento de residuos de cocina.
  • Uso interior todo el año.
  • Diseño europeo refinado y moderno.
  • Se proporcionan instrucciones paso a paso (francés no garantizado).
  • Excelente herramienta para la educación ecológica.

Un modelo estéticamente perfecto que viene a descansar en la terraza o en la cocina. Discreta y bonita a la vez, permite que esta actividad se inicie bajo los mejores hospicios. Su contenedor doble muy bien pensado le permite recolectar el abono mientras continúa alimentando el primer contenedor con comida. Nos gusta el grifo de recuperación de fertilizantes, que es un medio para regar las plantas y proporcionarles nutrientes. Un aspecto moderno y una tapa ergonómica hacen de este modelo el primer compostador para la cocina que pasa desapercibido.

2. El compostador de cocina de plástico reciclado

Un modelo con una capacidad aproximada de 9,6 litros con un diseño especialmente indicado para una cocina. Este compostador incluye un kit de inicio para principiantes y es fácil de configurar. Es un excelente compostador para empezar a enseñar con los más pequeños. el material aquí es plástico reciclado que permite al fabricante ofrecer varios colores al compostador. Nos gusta la tapa de empuje que le permite compactar la comida para ahorrar un tiempo significativo.

3. El Wormbox, el vermicompostador fabricado en Francia

WormBox: Vermicomposter 3 bandejas Naranja - 48 litros - Made in France
  • 3 bandejas para un hogar de 2 a 4 personas👩‍👩‍👦‍👦 - Volumen de 48 litros.
  • Ultrarresistente: soporta una carga de 100 kg 👍 - Garantía de 15 años: Fabricación francesa: plástico reciclado.
  • ATENCIÓN: Entregado sin gusanos de compost 🐛 , puede pedirlos en nuestra granja Lombricole en Amazon, haga clic en Ferme du Moutta a su derecha.
  • 📦 Contenido del pack: 1 funda + 3 bandejas naranjas + 1 bandeja recogedora de zumos con grifo + 1 base con 4 ruedas + 1 manual de usuario + 1 pegatina para la funda.
  • ♻ Modular y escalable: solicite bandejas adicionales si su volumen de procesamiento necesita aumentar.

Sin duda, es el producto más práctico en este momento con una opción de múltiples capas que le permite optimizar mejor su compostaje. Wormbox tiene una capacidad máxima de 48 litros. Pero también es un ingenioso utensilio en la cocina que puede servir de asiento o incluso de soporte para colocar una maceta por ejemplo. Encontramos aquí un producto modular que puede evolucionar sobre la demanda de suelo compostado. Es posible modular la tapa para hacer una jardinera. En resumen, el wormbox es un compostador estético y funcional que no debe perderse.