calefacción auxiliar con chimenea eléctrica

La chimenea eléctrica, el nuevo calentador de moda

Chimeneas electricas están cada vez más presentes en los hogares. Este nuevo método de calentamiento es práctico pero también estético. Una chimenea eléctrica no es una chimenea tradicional, contiene leños falsos y produce llamas falsas, pero aún produce una fuente de calor apreciable. Funciona gracias a un soplador integrado que produce calor y lo transmite a la habitación.

Un calentador auxiliar de diseño

Dependiendo de la zona de la habitación a calentar, es preferible elegir la chimenea eléctrica como calefactor auxiliar o además de calefacción para los más precavidos. Esta chimenea es ideal para cambios estacionales y habitaciones pequeñas.

Muy de diseño, da la ilusión de una auténtica chimenea. La presencia de gente perezosa da la ilusión de sentir el calor emerger de la chimenea y le da un ambiente agradable y acogedor a la habitación. Su potencia calorífica es cercana a la del calentador eléctrico.

Su calor se limita a la estancia donde se coloca porque no hay conducto de ventilación que distribuya el calor.

Existen diferentes modelos de chimenea eléctrica, cada modelo tiene sus ventajas. Si solo necesita una pequeña fuente de calor, opte por la chimenea eléctrica independiente.

De bajo costo y fácil de usar, se puede mover fácilmente de acuerdo a sus necesidades y deseos. Si ya tiene el hogar de una vieja chimenea, recurra a un inserto eléctrico que tomará el lugar de esta vieja chimenea.

Una chimenea fácil de usar y ventajosa

Esta chimenea no tiene inconvenientes con las chimeneas reales, no hay leña para almacenar, no hay rastros de hollín para limpiar, no requiere mantenimiento, es ideal y encuentra su lugar en casas y apartamentos. No es peligroso para sus hijos, que podrán jugar a su alrededor sin riesgo de quemaduras.

Su funcionamiento es sencillo, basta con enchufarlo y elegir la potencia de calefacción que más le guste y que van desde 1000 a 2000 vatios, el mando a distancia le permite gestionar la calefacción de forma remota.

Estas chimeneas respetan el medio ambiente y no contaminan, no hay liberación de Co2 ni gases tóxicos nocivos para la atmósfera. Además, su consumo energético sigue siendo bajo y económico para sus usuarios. No es necesaria ninguna instalación ni obra para la instalación de la chimenea, generalmente llega completamente ensamblada.

Optar por una chimenea eléctrica significa elegir un elemento práctico y decorativo para tu hogar.